Cirugía

LIPOESCULTURA

Son una serie de técnicas de belleza que ayudan a conseguir el cuerpo que queremos con mucho menos esfuerzo, tanto en su vertiente con cirugía estética, como en la no-invasiva, que es mucho menos traumática.




Cirugía

LIPOESCULTURA

Son una serie de técnicas de belleza que ayudan a conseguir el cuerpo que queremos con mucho menos esfuerzo, tanto en su vertiente con cirugía estética, como en la no-invasiva, que es mucho menos traumática.




¿Qué es la

LIPOESCULTURA?


La lipoescultura es una técnica que elimina los depósitos grasos mediante unas cánulas que se introducen en el cuerpo por donde se aspira la grasa. En muchas ocasiones, se tiende a usar las palabras liposucción y lipoescultura como sinónimos, pero no es del todo correcto. Más bien se podría considerar la lipoescultura como la hermana pequeña de la liposucción. La principal diferencia entre ambos tratamientos estéticos es que la liposucción (que utiliza la misma técnica de introducción de cánula y aspiración posterior de la grasa) está indicada para grandes acúmulos de grasa, mientras que la lipoescultura se centra en pequeñas partes del cuerpo donde los depósitos de grasa estropean la figura, como puede ser la papada, los brazos, los flancos, etcétera, aunque también puede atacar zonas más grandes.

No obstante, la lipoescultura en quirófano es igual de efectiva que la liposucción en los casos en los que está indicada, y sus resultados son más definidos con un postoperatorio más corto y menos doloroso. Por este motivo, la lipoescultura consigue, una remodelación del cuerpo más precisa que la que se consigue con la liposucción tradicional.

Asimismo, la lipoescultura elimina también la grasa más superficial, con lo que los colgajos de piel son mucho menores y los resultados visuales son mejores y más rápidos.

Además, la lipoescultura tiene una vertiente no quirúrgica que completa los beneficios y las indicaciones de la liposucción. Por este motivo, es posible que casi todo el mundo encuentre la lipoescultura más adecuada para resolver sus problemas y necesidades específicos y de esta manera, pueda lucir un cuerpo de 10 con un poco menos de esfuerzo y sacrificio.

Tipos de Lipoescultura:

En líneas generales, la lipoescultura se puede encuadrar en dos grandes grupos: invasiva y no invasiva.

La lipoescultura invasiva requiere una intervención quirúrgica y, por lo tanto, pasar y asumir todos los riesgos propios de cualquier cirugía, que van desde una serie de pruebas médicas en el preoperatorio, problemas en la intervención con la anestesia, o un post-operatorio más largo y complicado. Por este motivo, es crucial acudir siempre a médicos especialistas y a clínicas de estética que cuenten con todos los permisos y acreditaciones de los organismos públicos correspondientes, tanto de licencia de apertura como de control sanitario.

Por otro lado, la lipoescultura no-invasiva no se aplica en clínicas de cirugía estética, sino en centros de estética en los que no es necesario contar con personal médico, pero sí correctamente formado en el uso de las máquinas y en sus indicaciones dependiendo del tipo de paciente.

Dentro de la lipoescultura no-invasiva hay varias técnicas distintas, entre las que destacan la cavitación, la mesoterapia, el láser de diodo o la radiofrecuencia, y lógicamente su efectividad e indicación dependen de la técnica elegida, la duración del tratamiento y el problema estético de base que tiene el paciente. No obstante, sus resultados son mucho menores que los de la lipoescultura invasiva, ya que se limitan a atacar los acúmulos de grasa de manera indirecta y desde el exterior de la piel.

Y es que, en este caso, la lipoescultura no-invasiva es una ayuda más a un programa clásico de dieta y ejercicio, mientras que la lipoescultura quirúrgica puede ser una solución única, ya que elimina la grasa desde dentro. En ningún caso un paciente se convertirá en una persona delgada única y exclusivamente con lipoescultura.



Lipoescultura en

HOMBRES-MUJERES


Por otro lado, el mundo de la estética ya no es un campo exclusivo de las mujeres y cada día son más los hombres que se animan a cuidar su cuerpo. La lipoescultura es apta tanto para hombres como para mujeres que cumplan los requisitos médicos necesarios pero, no obstante, el cuerpo de unos y de otras es diferente y, por lo tanto, también lo es este tratamiento.

Y es que, por ejemplo, los hombres tienden a acumular más grasa en la zona abdominal, lo que hace aumentar su perímetro abdominal y, con ello, el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares. Además, la fisonomía masculina hace que la operación sea un poco más complicada, por lo que en el caso de los varones el precio de las intervenciones es algo superior al de las mujeres. 



Lipoescultura

ULTRASÓNICA


Dentro de la lipoescultura invasiva hay otros tipos al margen de la tradicional cánula como es, por ejemplo, la lipoescultura ultrasónica. En este caso, se introduce en el depósito graso una sonda que emite unas ondas de alta frecuencia que licuan las células grasas, lo que facilita su posterior retirada del cuerpo.

Si la operación se ha desarrollado sin ningún problema, el paciente será dado de alta en unas pocas horas, aunque deberá acudir a revisiones con el médico especialista. Normalmente, se cita a los pacientes a las 72 horas, al mes y a los tres meses, pero cada operación y cada persona son diferentes y el médico puede alterar las citas según considere oportuno.



Recuperación de una

LIPOESUCULTURA


Últimas recomendaciones para la recuperación de la lipoescultura. Para acelerar la recuperación es importante mantenerse hidratado todo el tiempo, por lo que deberás beber mucha agua.

En cambio, evita el consumo de alcohol desde 48 horas antes de la intervención y durante todo el período de rehabilitación.



Diferencias entre liposucción y

LIPOESCULTURA


En resumen, la liposucción es una intervención segura pero sirve sólo para eliminar grasa acumulada, repetidamente en zonas como abdomen, caderas, muslos, papada, rodillas o brazos.

La lipoescultura es una intervención más completa y con la que podemos conseguir soluciones adicionales.





En caso de urgencia

Contáctanos

Estamos a sus órdenes por cualquiera de nuestros medios de contacto.


CONTACTO DE EMERGENCIA

Llama al:
443 317 47 91



VISITA A DOMICILIO

Con cargo 24/7
443 317 47 91



Sigue

Nuestras Redes

Estamos para servirle!!!



Clínica Longévité 2021. Todos los Derechos.

Abrir el chat